miércoles, 8 de septiembre de 2010

Bienvenida La Nueva Nacion


Por Lic. Elsa Morejon

La Nueva Nación. cuando conocí su nombre a través de su Director Alfredo Cepero me vino a la mente esta frase. Bienvenida La Nueva Nación. Muchos cubanos queremos construir una nueva nación. Según la filosofía de Epícteto es libre el que vive según su elección, sin embargo opto por la libertad interior de pensar, sentir y obrar de acuerdo a nuestros principios valores y metas, por ello les confieso. Me gustaría para mis conciudadanos una Nación Independiente, civilizada e inclusiva donde todos podamos convivir en paz y armonía, donde el respeto la tolerancia y el amor estén por encima de cualquier condición político o religioso, donde reine la alegría y el amor hacia el trabajo honrado, donde las mas de 200 cárceles de máximo rigor que existen hoy en Cuba se conviertan en fabricas para generar empleos y los centenares de cuarteles policiales que hay en la capital cubana se conviertan en iglesias cristianas donde se predique el Evangelio de Nuestro Señor Jesucristo que el derecho a la vida del niño no nacido se convierta en el primer Derecho Humano y el odio y la discriminación racial sea eliminado de muchos corazones empobrecidos. donde existan terrenos abandonados sean sembrados valores que enaltezcan la espiritualidad humana para que florezca la esperanza que muchos cubanos y cubanas tengan la vocación de maestros y la predica de Jesucristo, José De La Luz Y Caballero, de Marti, Saco, Félix Varela entre otros. Para cultivar los valores que la Nación necesita para renovarse, que la libertad humana no se convierta en libertinaje para humillar y maltratar a mis conciudadanos, y tengamos una constitución y un código penal donde se haga justicia y no política, es mi esperanza mi anhelo y uno de mis sueños para con mi querida patria Cuba. sueño despierta para cuando ese día llegue estar despierta y poder darle las gracias a Dios por traernos esta hermosa bendición, una Nueva Nación que reúna a las familias cubanas en su terruño y el dolor sea suplantado por ese sentimiento que se llama felicidad, por medio de Nuestro Señor Jesucristo, que la grandeza mas preciada que more en nuestros corazones sea la grandeza del espíritu para que brille como la estrella perenne que nunca se apaga. le pido a Dios que mientras vivamos los años de nuestras preciosas vidas que el nos regalo dediquemos cada minuto de ella en beneficio para la humanidad que sea esta hermosa revista ejemplo e inspiración de educación e instrucción donde todos podamos aportar y trabajar y juntos podamos decir Bienvenida La nueva Nación

6 de Septiembre del 2010

Email: elsamorejon @yahoo.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada