miércoles, 6 de abril de 2011

Amores que matan

Quizás este título coincide con el de una canción o una película. Pero lo cierto es que las pasiones desenfrenadas han destruido personas, familias, grupos humanos, incluso a la sociedad. A pesar de todos los consejos de profesionales de la salud y de los sabios, en la historia el género humano continua autodestruyéndose en ese mismo proceso.Algunos me censuran por el uso de frases célebres en mis escritos, pero no me disgusto, ni me avergüenza; porque las palabras bien dichas son imposibles de superar, mas digo como el filósofo Littre: ¿Por qué no he de servirme de estas expresiones, aun acerca de un contemporáneo, si la sencillez y la fecundidad son las señales de las concepciones del genio?” Y aunque me considero un hombre sencillo de inteligencia normal busco todas las formas para hacerme comprender por todas las personas. Como no hay nada nuevo en esta vida
Reafirmo el proverbio de Salomón:
“¿Qué es lo que fue? lo mismo que será. ¿Qué es lo que ha sido hecho? Lo mismo que se hará; y nada hay nuevo debajo del sol”.
Algunas pasiones influyen negativamente sobre el individuo y la sociedad, por ejemplo:

-Una pasión de amor convertida en odio;
-Un envidioso que finge amar;
-Un amante del dinero;
-Un demócrata amigo de un tirano.
El verdadero amor esta descrito en la Biblia, en el libro Primera de Corintios, Capitulo trece, Versículos tres al siete.
“…Si repartiese todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y si entregase mi cuerpo para ser quemado, y no tengo amor de nada me sirve.
El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad.
Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.
El amor nunca deja de ser…”
Demócratas no alaben al tirano como lo hizo Virgilio; al menos, A. Chamberlain tuvo vergüenza y no erro en decir que era amigo de Hitler. Dar loas al tirano es eternizar un falso héroe y hacer sufrir a la gente; mejor es favorecer la búsqueda de la libertad del pueblo cubano que ser amigo de un tirano, las malas asociaciones destruyen las buenas costumbres.
Dr. Oscar Elías Biscet
Presidente de la Fundación Lawton de Derechos Humanos.

1 de Abril del 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada